José Cruz Herrera (1890 / 1972)
"El pintor español más condecorado en la historia de España”

PRIMERA EXPOSICIÓN E INVITADO DE HONOR EN LOS CERTEMENES DE PINTORES DE AFRICA

EN LA PRIMERA EXPOSICION DE PINTORES DE AFRICA

El pensamiento de don Miguel de Unamuno de que "había que africanizar Europa y españolizar África" iba a encontrar eco en el aspecto pictórico, por parte del Gobierno español a finales de la década de los años cuarenta. Así en el Boletín Oficial del Estado de 9 de septiembre de 1949 apareció publicada la convocatoría de una exposición anual de Pintura sobre temas africanos. Añadía el B.O.E. que "para premiar la obra más valiosa se crea la Medalla de Pintores de África, cuya concesión se acompañará de una cantidad en metálico de 20.000 pesetas. El segundo premio consistirá en una recompensa de 10.000 pesetas. Se otorgarán accésit a las obras que, aun teniendo méritos destacados, no hayan sido premiadas".

Para José Cruz Herrera la temática del certamen le viene como anillo al dedo. Puede afirmarse que el "motivo" se encuentra entre sus temas preferidos. De sus múltiples y variadas obras de asuntos africanos, el pintor escoge cuidadosamente cuatro lienzos: "Músicos árabes", "Judíos", "Esclavo moro" y 'fiesta mora", grandiosa composición de ocho figuras. Compiten veinticuatro pintores, entre ellos algunos nombres de acreditado prestigio, pero la maestría de Cruz Herrera es ya innegable a estas alturas de su carrera artística. El jurado compuesto por Álvarez Sotomayor, Julio Moisés, el Marqués de Lozoya, Rafael Pellicer y José Francés, acuerdan otorgar la Primera Medalla de Pintores de África a la obra "Esclavo moro" del pintor linense. Los dos segundos premios fueron para Francisco Núñez Losada por "Rápidos" (Río Benito), y a Carlos Tauler por su cuadro titulado "Niña de Sidi-Ifni". Se acuerda conceder seis accésit honoríficos.

Este galardón fue para Cruz Herrera el espaldarazo definitivo y el reconocimiento unánime, por parte de la crítica especializada, a su dilatada labor pictórica en torno a Marruecos.

Obras presentadas en esta primera Exposición:

En los siguientes Certámenes de Pintores de Africa, Cruz Herrera, en alguna que otra ocasión, será invitado de honor para colgar sus obras. Por otra parte, junto a José Francés, José Díaz Villegas, Julio Moisés y Francisco Nuñez Losada formará parte del jurado de la II Exposición celebrada-marzo de 1951- en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En esta II Exposición , el pintor linense expuso "un delicioso retrato". Según un suelto de diario "Pueblo", "Cruz Herrera ha demostrado todos los días, y ahora una vez más, al presentar fuera de catálogo, para servir, con su conocimiento del arte y del tema, de magistral ejemplo.

Así Cruz Herrera concurriría como invitado en la III Exposición en abril de 1952, en la IV Exposición en marzo de 1953, en la V Exposición en abril de 1954, ésta en el Palacio de la Virreina de Barcelona, en la VIII Exposición, en marzo de 1957, donde también su hija Amparo Cruz Herrera con tres deliciosos paisajes; en ellos, los contornos son temblorosos, cálidos, reverberan bajo el sol o se esconden en la penumbra. Son tres delicados apuntes de encontradas claridades.

Puede afirmarse, a modo de resumen, que la pequeña historia - fructífera en el sentido artístico - de las Exposiciones de Pintores de Africa va estrechamente vinculada a la vida pictórica del maestro gaditano.

Muetra de algunas obras expuestas en estos certámenes:

 

IR A AÑOS DE ESTUDIO Y ESTANCIA EN MADRID...


bloggergoogletwitteryoutubefacebookcertificado

© 2004 - 2017 Grupo IDA | Información Legal | Politica de Privacidad