Noticias

La policía vigila el edificio de hacienda y escolta a la tesorera del ayuntamiento de La Línea

La reclamación de los salarios y pagos pendientes provoca escenas de violencia El impago de las nóminas a la plantilla municipal del ayuntamiento de La Línea de la Concepción tensa la cuerda entre los trabajadores afectados y los funcionarios que algunos entienden últimos responsables de que se lleve a cabo el ingreso de las nóminas atrasadas.

El martes 10 de abril, según ha podido verificar este diario, en las dependencias de tesorería se produjo un incidente desagradable cuando un afectado pretendía con insultos y a voces que se le abonara al menos parte de la deuda pendiente.

La violencia verbal e incluso según algunos testigos, casi física, ha obligado a la vigilancia del edificio durante toda la jornada y a escoltar las oficinas de la tesorería, a pesar de que no se haya interpuesto ninguna denuncia ni por la tesorera ni por ningún miembro de la plantilla de la hacienda municipal.

Esta imagen ya se ha repetido en varias ocasiones tanto en las dependencias de hacienda como en la alcaldía de La Línea cuando atascados por la situación personal que apremia a cada trabajador , sobre todo cuando la falta de liquidez tras el impago de las nóminas de mayo de 2011, extra de verano de 2011, diciembre 2011, extra de navidad 2011, enero, febrero y marzo y una nueva media paga a los laborales correspondiente al mes de marzo, junto a una nómina mas para los trabajadores de Somdeco, deja patente situaciones realmente dramáticas para todo el que tiene cargas familiares o problemas con entidades bancarias y financieras por el impago de hipotecas y préstamos. En ocasiones, la gota colma el vaso y se producen situaciones desagradables como las vividas por la tesorera en el día de ayer, que han obligado a poner vigilancia en las dependencias municipales.







12/04/2012 a las 00:34

|| Información Obtenida ||


bloggergoogletwitteryoutubefacebookcertificado

© 2004 - 2017 Grupo IDA | Información Legal | Politica de Privacidad