Noticias

Araujo presenta la finalización del interior del Museo Cruz Herrera como signo de la mala gestión y ruina del PP

La alcaldesa de La Línea de la Concepción, Gemma Araujo, junto a los tenientes de alcalde y concejales Francisco Espada, Ángel Villar, Javier García y Agustín Caro, ha recorrido este martes el que será nuevo Museo Cruz Herrera, o lo que es igual: el restaurado antiguo edificio del Ayuntamiento, palacete enclavado en los jardines municipales. La primera edil ha aprovechado la presentación para arremeter contra la gestión del PP, y de hecho presentar la finalización de la obra como “un signo del desastre de la gestión del PP que ha dejado la ruina en La Línea”.

Las obras de su interior, llevadas a cabo hasta diciembre por la empresa Carrillo Dávila, finalizaron restando únicamente el pintado y una serie de remates que se llevarán a cabo por personal municipal. Continúa aún el trabajo en su perímetro exterior por parte de la empresa EDR para terminar el acerado, la adecuación del acceso principal y la entrada al salón de plenos que albergará también este edificio.

n su interior, cuatro grandes salas expositivas darán vida al museo, complementándose con una dependencia de venta de recuerdos, la recepción, despacho y sala de restauración y un salón institucional protocolario para recepciones. El edificio sigue siendo presidido por la escalera característica que tuvo el antiguo Ayuntamiento, así como por las vidrieras. Ha destacado en esta visita el patio de luces acristalado que se ha construido en la planta alta complementando este conjunto. Ya en su parte trasera tiene la entrada, con total independencia del museo, al que será nuevo salón de plenos del Consistorio linense. La alcaldesa declaró al término de la visita la impresión que le causó poder volver a entrar en un inmueble que ha sido fundamental en la vida de la ciudad. “Forma parte de nuestro patrimonio y desde que llegamos nosotros al Ayuntamiento hemos hecho enormes esfuerzos para recuperarlo para todos los linenses”. No quiso pronunciarse sobre la fecha en la que será inaugurado.

Ante los medios de comunicación explicó el tortuoso camino de estas obras, las cuales fueron iniciadas en junio de 2009 con fondos del Plan E y a cargo de la empresa CEYD, “la cual solamente cobró seis mil euros de los más de setecientos mil que costaba este proyecto. Los gobernantes anteriores de la ciudad gastaron el dinero en nóminas y teniendo que parar las obras y terminar la empresa en el juzgado por impago. Más adelante en el tiempo se acogió esa mercantil al sistema de pago a proveedores, retirando la denuncia y pudiendo ser nuevamente adjudicadas las obras restantes a Carrillo Dávila”, comentó Araujo, quien consideró que “esta obra es un ejemplo de mala gestión con unos gobernantes que dejaron en ruina a la ciudad. Ahora todo está encaminado a que pronto abra sus puertas y sea una realidad, para ello ya se iniciaron las gestiones con la Junta de Andalucía para que tenga este edificio la catalogación de museo”.







16/01/2013 a las 19:00

|| Información Obtenida ||


bloggergoogletwitteryoutubefacebookcertificado

© 2004 - 2017 Grupo IDA | Información Legal | Politica de Privacidad