Monumentos de Tarifa - Arte / Cultura - Turismo
"Seguramente el mejor destino turístico del mundo."

CAPILLA DE LA INMACULADA

Se levanta en las inmediaciones donde lo hacía otro antiguo recinto sagrado, la antigua capilla de San Bartolomé o la Santa Misericordia.

Las funciones hospitalarias y de atención de aquel antiguo centro religioso fueron asumidas desde fines del siglo pasado por la orden femenina de la Inmaculada Concepción, las Concepcionistas, quienes remozaron el viejo edificio.

La provisional capilla, construida en 1910, fue sustituida por la actual que comenzó a construirse en el año 1928 e inaugurándose el 1 de Octubre de 1930, hay quien dice que a consecuencia de la construcción del puerto que arrimó a la edificación del centro religioso desde el estudio arquitectónico hasta hombres y materiales, estando la dirección de las obras a cargo del ingeniero Ramón Fontaner.
Lo cierto es que desde entonces la capilla se levanta de manera algo coqueta y disimulada en pleno casco antiguo de la población.

En cuanto a sus rasgos estilísticos, su exterior presenta una decoración clasicista con una sola calle enmarcada por pilastras de orden gigante y juego de medias columnas laterales de capitel jónico con puerta adintelada en el primer piso, el segundo se abre tras una cornisa presentando un remate de pináculos sobre las columnas laterales y un vano en forma de gran ventanal flanqueado por figuras de ángeles y molduras de escayola de tradición clásica, culminándose la fachada con un frontón semicircular abocinado y partido y por una espadaña campanario de dos cuerpos sucesivos con arcos de medio punto rematándose el superior con una cruz.

Su interior varía totalmente al poseer un estilo que podemos definir como neogótico, con una planta que presenta la existencia de tres naves, las laterales muy pequeñas, careciendo de crucero y teniendo la principal como cabecera un ábside.

LISTADO DE MONUMENTOS


bloggergoogletwitteryoutubefacebookcertificado

© 2004 - 2019 Grupo IDA | Información Legal | Politica de Privacidad