Algeciras - Turismo
"Seguramente el mejor destino turístico del mundo."

Mapa (Costa Mediterranea 18.6 km)

Población

AlgecirasAlgeciras es un municipio español de la comunidad autónoma de Andalucía. Perteneciente a la provincia de Cádiz, es la mayor ciudad del Campo de Gibraltar y la sede de la mancomunidad de municipios de dicha comarca, junto con los cuales forma su área metropolitana. Está situada en la bahía de Algeciras, un enclave geográfico estratégico por hallarse en el estrecho de Gibraltar, lugar de contacto entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico. Esta situación ha originado que posea el puerto marítimo con mayor tránsito de mercancías de España.

En el año 2011 contaba con 117.810 habitantes y una densidad de población de 1.371,47 hab/km² en un término municipal con una superficie de 85,9 km² a una altitud media de 20 msnm. Por su población Algeciras es el undécimo municipio de Andalucía y el tercero de la provincia tras Jerez de la Frontera y Cádiz respectivamente. Es la ciudad más poblada del Campo de Gibraltar con una economía basada en su situación de nodo de comunicaciones con África y las industrias existentes en la comarca. El tejido industrial químico-metalúrgico del Campo de Gibraltar constituye el núcleo industrial más importante de Andalucía, y segundo de España. El motor económico de la ciudad es sin embargo su puerto, uno de los más importantes de España y de mayor crecimiento del mundo, particularmente en cuanto a tráfico de contenedores, y que a su vez ocupa el primer puesto de tráfico de contenedores y buques del Mar Mediterráneo.

El primer asentamiento del que se tiene constancia en la ciudad es el de la ciudad romana de Iulia Traducta poblada al menos desde el siglo I y con una importante industria relacionada con la elaboración de productos del mar que le permite mantener relaciones comerciales con diversos puertos mediterráneos. Algeciras pierde parte de su importancia durante el siglo IV para ser refundada en 712, con el nombre de Al-Yazirat Al-Hadra, la primera ciudad fundada en la península ibérica por los musulmanes.

La Edad Media marca la etapa en la que la ciudad adquiere el mayor protagonismo histórico al ser puerta de entrada desde África para las sucesivas invasiones acaecidas en Al-Ándalus. De este modo almorávides, almohades y benimerines utilizan la ciudad como cabeza de puente para su entrada en Europa. Esta circunstancia provoca también que la ciudad sufra tres asedios por parte de Castilla hasta su conquista en 1344. Años más tarde Algeciras será de nuevo conquistada por nazaríes granadinos y destruida totalmente en 1379.

La ciudad renace en 1704 cuando refugiados procedentes de Gibraltar se asientan en la antigua medina. Desde la adquisición de la municipalidad en 1755 hasta la actualidad la ciudad ha participado en varios de los más importantes acontecimientos de la historia de España, los asedios a Gibraltar, la Guerra de la Independencia, la Revolución Cantonal o la Guerra de África albergando en 1906 la Conferencia Internacional sobre Marruecos donde se trataría la repartición de Marruecos. El siglo XX ha supuesto la transformación de Algeciras de un pequeño pueblo dedicado a la pesca a una de las principales ciudades portuarias del Mediterráneo y nexo de unión entre Europa y África.

Historia

Escudo de AlgecirasFue "Portus Albus" en tiempos de Roma; sus hornos de cerámica en "El Rinconcillo" atestiguan su existencia en el siglo I de nuestra era. Luego desapareció para renacer con nombre moro, el mismo que conserva: "Al-Yazirat Al-Jadra" (La Isla Verde), Algeciras, como hoy lo pronunciamos. Tarik puso pie en estas tierras en la primavera del 711; el conde Don Julián, el exarca bizantino de Ceuta, fue su primer gobernador. Luego surgió amurallada en la Villa Vieja, allí se levantó el alcázar y la hermosa mezquita que construyera Ben Jalid.

Torres y murallas bien almenadas defendieron la ciudad, a la que tiempo después se le añadió la "Villa Nueva" en el siglo XIII por orden de Yusuf.

Aquí nació en 939 Almanzor, el gran capitán del ejército árabe, que llevaría la frontera musulmana hasta los Pirineos y vencería en cincuenta campañas seguidas sin perder ni una sola batalla. Y nacieron también escritores y poetas que dieron fama a la ciudad.

Alfonso XI sitió la plaza en 1.342, y, tras veinte meses de duro asedio, entró triunfalmente en Algeciras el día 28 de Marzo de 1.344, que era domingo de Ramos. En recuerdo de esta festividad religiosa, mandó el Rey consagrar la mezquita de Santa María de la Palma. Más tarde el Papa Clemente VI concede una bula, mandando que esta iglesia sea tenida por catedral y se traslade a ella la de Cádiz.

Los reyes de España por su parte, conocedores de la importancia de esta conquista, unen su nombre a la corona, titulándose desde entonces, y ya para siempre, "Reyes de Algeciras".

Ya está Algeciras en poder de los cristianos. Este debería haber sido el principio de su grandeza bajo las banderas de Castilla; pero no sucedió, sin embargo, así.

Transcurridos veinticinco años, nuevamente los moros, capitaneados por Mohamed V de Granada, sabiendo desguarnecida la ciudad, y en represalia por el asesinato de Don Pedro I, su aliado y amigo, atacan y ganan la plaza algecireña en 1.369, y, pocos años después, pensando que no podrían retenerla en su poder, la incendian, la arrasan, no dejan piedra sobre piedra y luego la abandonan.

Así el recinto de la que fu "la plaza más importante de Andalucía", en palabras de Guichot, se vió de pronto convertido en un montón de ruinas humeantes. Esto sucedió en 1.379.

Sus habitantes huyeron hacia otras ciudades; la catedralvolvió a Cádiz, y aquí apenas quedaron unas chozas, refugio de humildes pescadores... Solo algunos restos de torreones y murallas eran testimonio de su pasada grandeza.

Conquistada más tarde Gibraltarm en 1.462, por Don Alonso de Arcos, alcaide de Tarifa, Enrique IV, reinante entonces, concedió diversos privilegios para estimular la repoblación de aquella plaza; uno de éstos fue la entrega a Gibraltar de los términos de Algeciras, para su reparto entre los nuevos habitantes de la Roca. Y así nuestra ciudad transformó sus ruinas en numerosas huertas y cortijos.

Pasa el tiempo... Frente a los restos de Algeciras, Gibraltar vive su plácida existencia... Nadie sospecha que aquella piedra gigantesca vaya a ser separada violentamente de nuestra geografía, llenando de dolor el corazón de los españoles. El día 4 de agosto de 1.704, como consecuencia de la guerra de sucesión, la escuadra anglo-holandesa ataca Gibraltar, con tal furia, que la plaza ha de rendirse al archiduque Carlos, pretendiente a la corona de España; pero solo unas horas después la enseña del archiduque es arriada, y en su lugar se enarbola la bander inglesa. Gibraltar queda por la reina Ana de Inglaterra.

Los españoles se marchan, no quieren vivir bajo el yugo extranjero, y abandonando bienes y hacienda se reparten por estos campos....

El núcleo mayor de estos leales gibraltareños se refugia junto a la ermita de San Roque, donde después nacería la ciudad de su nombre. Otro grupo se establece en un oratorio, que más tarde daría lugar a la población de Los Barrios, y otro pequeño grupo se viene al solar de la antigua Algeciras, situándose entorno a una ermita propiedad de la familia Gálvez - la actual capilla de Ntra. Sra. De Europa - en lo que hoy es la Plaza Alta, dando así lugar al resurgimiento de la histórica ciudad.

A partir de este momento, ya Algeciras no romperá su continuidad, a través de lostiempos; pero tendrá que vencer grandes obstáculos.

Al principio dependía de San Roque, y ha de librar un duro pleito para emanciparse. En 1.755 le es concedido su primer ayuntamiento. En 1.723 construye su iglesia mayor que dedica a Santa María de la Palma, como hiciera Alfonso XI cuando la conquistó a los moros; en 1.748 levanta el Hospital Civil para atender a los "pobres y desvalidos". Y en 1.777 construye el acueducto de "Los Arcos".

Algeciras ha empezado su nueva vida, su destino de gran ciudad de la bahía no admite discusión.

Luego vendrá su Feria famosa, autorizada en 1.850; la Conferencia Internacional sobre Marruecos que dio a la ciudad fama de hospitalaria y culta en 1.906. Y después, el gran paso decisivo de su futuro: el puerto, empezado en 1.913.

A partir de ese momento, Algeciras progresa a marcha acelerada; su porvenir se vislumbra venturoso, y la belleza de su estampa, confirma una vez más el sobrenombre de "la Ciudad de la Bella Bahía".

Demografía

Demografia de Alcala de los Gazules

Fiestas

En Algeciras son diversas la fiestas, tanto religiosas como seculares, que se desarrollan a lo largo del año y muchas de ellas poseen características propias que constituyen una seña de identidad de esta localidad.

Tras la celebración del año nuevo, tradicionalmente en la Plaza Alta, tiene lugar el día 5 de enero el tradicional Arrastre de Latas, fiesta de origen incierto en la que los niños de Algeciras pasean por las calles arrastrando ristras de latas reclamando sus juguetes a los Reyes Magos.

En febrero tiene lugar el Carnaval de Algeciras con un concurso de agrupaciones del Campo de Gibraltar y Ceuta, donde participan chirigotas, comparsas, coros y cuartetos, y la elección de la Reina del Carnaval y la Reina Infantil, cuyas coronaciones se realizan en el Paseo Cristina.

La semana anterior y durante el carnaval tienen lugar las Adas, degustaciones gratuitas en la calle de diversas especialidades gastronómicas, sobre todo ligadas al mar, y organizadas por asociaciones culturales y vecinales de los barrios del centro de la ciudad. Tras los carnavales tiene lugar la Semana Santa de Algeciras en la que procesionan nueve cofradías con diecinueve pasos desde sus parroquias hasta el centro de la ciudad destacando la del Cristo de Medinaceli por la pasión que despierta entre los creyentes.

Pero es sin duda la Feria Real de Algeciras la principal de las celebraciones de la ciudad. Nombrada de Interés Turístico Nacional, es una de las ferias más importantes de Andalucía celebrándose por primera vez en 1850 al darse permiso al municipio para celebrar una feria de ganado los tres primeros días de junio. Hoy la Feria Real se extiende 9 días con sus noches durante los cuales el recinto ferial acoge a los algecireños y se celebran diversos acontecimiento taurinos.

En verano tienen lugar veladas en diversos barrios de la ciudad y se celebran también las fiestas en honor de la Virgen del Carmen el 16 de julio con una romería marítima y las fiestas patronales en honor de la Virgen de la Palma, en las que la imagen de la patrona de la ciudad es rescatada del fondo de la bahía donde ha permanecido un año completo para ser limpiada en la playa del Rinconcillo y venerada con ofrendas florales para volver al atardecer de nuevo al fondo de las aguas.

La noche de Todos los Santos, el 31 de octubre, tiene lugar en la ciudad la fiesta denominada de los Tosantos donde los algecireños se reúnen en el mercado de abastos para comprar frutos secos, castañas asadas, caña de azúcar y productos típicos del invierno para luego comérselas en la Plaza Alta mientras en el centro de la ciudad tienen lugar actuaciones de bandas musicales y teatros de marionetas.

Climatología

En general, el clima de la zona del Campo de Gibraltar se puede definir como templado, de transición entre el mediterráneo y el oceánico, caracterizado por unas condiciones de temperaturas suaves y regulares y por precipitaciones irregulares y de carácter torrencial con una media anual situada en los 1.000 mm.

Como toda la zona del estrecho es muy importante la influencia del viento; de entre los vientos predominantes destacan el viento de levante y poniente, casi exclusivos de la zona, la distribución temporal de éstos es similar en invierno, sin embargo en verano el viento de levante es mayoritario en general.

La humedad media de la ciudad es del 80%. La amplitud térmica de la ciudad es la más baja de cuantas se registran en Andalucía.

Urbanismo

Casa consistorial algecirasAlgeciras quedó despoblada tras la destrucción de la ciudad a mano de los granadinos de Muhammad V en 1369 hasta la pérdida de Gibraltar. En mapas del siglo XVII Algeciras aparece designada como Vieja Gibraltar y aparecen varios caserones en la antigua Villa Norte perteneciente con probabilidad a ciudadanos gibraltareños que mantenían cultivos en las riveras del río de la Miel, no en vano los términos de Algeciras fueron concedidos a la ciudad de Gibraltar en 1462.

En 1704 parte de los refugiados huidos tras la toma británica de Gibraltar se asentaron en torno a la ermita de San Bernardo, que desde entonces empezó a llamarse de Nuestra Señora de Europa, en el cortijo de los Gálvez, comenzando el resurgir de la ciudad. Las primeras descripciones de la naciente Algeciras las hace el ingeniero Jorge Próspero de Verboom a partir de 1721 quien, al mando de un Cuerpo de Ingenieros, comienza a levantar planos de la ciudad donde destacan los restos de la fortificación árabe y el castillo al tiempo que levanta un plano con una propuesta de urbanización de la ciudad a base de calles rectas con manzanas en cuadrícula. Estos proyectos nunca llegan a cumplirse y en mapas posteriores la ciudad sigue apareciendo con trazado urbano desordenado. La ciudad de Algeciras en 1864, óleo de Fritz Bamberger.

Durante el siglo XIX el crecimiento de la ciudad en extensión no fue notable, de este modo en un plano levantado en 1857 puede apreciarse que aún no se había rebasado el perímetro de la ciudad medieval y que la Villa Vieja apenas se encuentra ocupada. En estos años la población británica en la ciudad es especialmente influyente contribuyendo en gran medida a la economía local, de este modo en 1892 son inversores británicos los que construyen la línea de ferrocarril Bobadilla-Algeciras y poco después el Hotel Cristina.

En el siglo XX el aumento de población y de extensión de la ciudad de produce de forma desmedida. En los años cincuenta se rebasa el límite norte de la ciudad medieval y se urbaniza la Cuesta del Rayo y la barriada de La Bajadilla mientras que se esboza el barrio de El Saladillo, La Piñera y la barriada de Los Toreros. Los barrios del norte de la ciudad aparecen a partir de 1970, de este modo Las Colinas y El Rinconcillo y más tarde San José Artesano y La Granja ocupan ya gran extensión en los años ochenta cuando comienzan a aparecer nuevas barriadas como Los Pinos, Huerta de la Pilas, San García o Getares.

Barrios del núcleo principal de Algeciras. La expansión de la ciudad durante los primeros años del siglo XXI se viene centrando en la zona oeste de la circunvalación, de este modo las zonas de Sotorebolo, Los Alamillos o San Bernabé están hoy día en pleno proceso urbanizador. Según el Plan General de Ordenación Urbana de Algeciras (PGOU) la expansión en esta zona de la ciudad está planeada hasta la carretera de Botafuegos por encontrarse próximo el Parque Natural de Los Alcornocales. La tradicional división en barrios de Algeciras se mantiene hoy día por motivos urbanísticos y de ordenación del territorio encontrándose el origen de éstos en las sucesivas etapas de expansión de la ciudad.

Desde su publicación en 2003 Algeciras podrá acogerse a la Ley de Grandes Ciudades y entre otras cosas habrá de dividir su término en distritos. Éstos serán delimitados tanto por razones geográficas como históricas manteniendo muchos de los actuales barrios como distritos propios o englobando otros por proximidad. Actualmente se han sentado las bases de esta división con la creación del reglamento que regulará las Juntas Municipales de Distrito que poseerán la función de realizar informes sobre los problemas o necesidades de cada una de las zonas a las que representen.


Información Obtenida: wikipedia

VOLVER AL MAPA DE MUNICIPIOS


bloggergoogletwitteryoutubefacebookcertificado

© 2004 - 2017 Grupo IDA | Información Legal | Politica de Privacidad